Convocatoria 03

Invertimos en
Pruebas de Concepto
y Rondas Seed

Del 31 Mayo al 31 Julio de 2021

35. Nueva fuente de proteína alternativa basada en algas para aplicación en bebidas lácteas o vegetales.

Descripción

El consumo de carne es muy poco eficiente a la hora de transformar los recursos naturales. Según la FAO la agricultura, ganadería, silvicultura y otros usos de la tierra contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero inducidas por el hombre en un 24% frente a un 35% producidos por la generación de energía o el 21% producidos por la industria

Por otro lado, la demanda mundial de productos cárnicos, de seguir como hasta ahora, aumentarían hasta 70% en 2050 por el crecimiento demográfico (hasta 9.600 millones).

El aumento de la riqueza y la urbanización exigen un cambio que abogaba por el desarrollo de productos vegetales alternativos para el consumo directo por los humanos.

La preocupación por la salud y la necesidad de incorporar hábitos de consumo y dietas saludables que la Covid 19 ha agudizado, la preocupación por el consumo de alimentos producidos de forma sostenible y su relación con las consecuencias del cambio climático y la influencia de las tendencias sociales, cambios de hábitos, modas, redes sociales… que han supuesto el crecimiento de consumidores veganos, vegetarianos y flexitarianos (con un crecimiento del 10% en el año 2020 según la consultora Contes) causantes de los profundos cambios que están experimentando el consumo habitual de cárnicos (-1,2%), de leche de origen animal (- 5,5%), de pescados (-13,1%) en los últimos 5 años (según informes del MAPA 2019) han propiciado su gran impulso y aceleración que se considera como la plataforma de desarrollo alimentario de mayor proyección futura.

A pesar del amplio abanico de categorías de ABV que abarca la carne alternativa, las bebidas vegetales, el yogur, el queso, los huevos, helados, mantequilla, platos preparados, chocolate y confitería todos ellos de exclusiva base vegetal, su grado de penetración en el mercado es muy desigual y sólo tres categorías: bebidas vegetales sustitutivas de la leche de origen animal, preparados cárnicos sustitutivos de la carne animal y yogur, alcanzan tasas de consumo que superan el 50% de los consumidores que se declaran habituales.

Este reto busca soluciones basadas en nuevas fuentes de proteína como las algas principalmente u otras equivalentes, con una solubilidad y capacidad de ser incorporadas a bebidas lácteas y/o vegetales con unos costes.

Posibles aproximaciones

– Cualquier tecnología capaz de producir proteínas de calidad alimentaria de forma eficiente, sostenible y económicamente viable para ser utilizadas en solución para la elaboración de bebidas lácteas y/o vegetales.

– Se considerarán también otras posibles fuentes de materia prima como leguminosas, proteína laboratorio/cultivada y proteínas texturizadas, en base seca o húmeda.

Soluciones no interesantes

Cualquier solución no sostenible desde los puntos de vista del impacto medioambiental, regulatorio, de la implantación industrial, de la viabilidad comercial o económica.

Soluciones que no contemplen la necesidad de solubilizarse y no desestabilizar una bebida convencional en base acuosa.

Aplicar